última hora

Loading...

martes, 15 de febrero de 2011

POESIA NICARAGUENSE,POETA MARIA TERESA SANCHEZ







OLEO SOBRE TELA:PINTOR PABLO ABURTO VALLADARE  

GALERIA DE ARTE




MARIA TERESA SANCHEZ                                               
                                                                                                                                    


Nació en Managua en 1918.Ha publicado:     
''Sombras(Managua,1939);''oásis''(Managua,1945);''Cancion de los caminos''(Managua,1950)''Canto amargo''(Managua,1958);''Poemas de la tarde''(Managua,1963);''Poemas agradeciendo''(Managua,1964).                                                                                                               
   
Es inmediata y postrera a la generación vanguardista,de la que recibió muy buena  influencia,pionera entre las poetas nicaragüenses.Su poesía es íntima,profunda y humana. 




LA PUERTA

He cerrado la puerta.Nadie entre,
Nadie por su dintel penetre.
Con dedos de silencio
Mis recuerdos dibujan sus fantasmas.

Ni el viento
Conquistará mi férrea Fortaleza,
mi sola,invulnerable ciudadela,
con sus soldados altos de silencio.

He cerrado la puerta.Afuera
Piafan finos caballos de Guerra,
Hombres preparan fleches y ballestas.

Yme asomo de pronto.Abro la puerta:
nada turba en su paz mi ciudadela.
Pero en sus sótanos,hondos secretos
Bullen como fantasmas,los recuerdos.




 LA HORA



No es la hora del alba todavía
Porque el pájaro paraliza en la noche.
El ojo de la estrella.

Menos que sea la hora del goce en la plegaria.
Esa hora está lejana.Allá detrás del inderruido muro
donde sueña Jacob y Jeremías.

Calzaos las sandalias,aparejad caminos,bebed el agua
de la gracia que destruye las sombras interiors.

Esa es la hora,sólo entonces llegada,de cantar 
matinales y aleluyas;
la hora de atravesar,de parte a parte,el ojo de la sombra,
y de entrar al reino,eternamente por la dulzura
del canto que vuela con la luz y la alondra.







A VECES



A veces…el misterio me penetra
con un dolor intacto.Dilata mis silencios,
me llena de voces las entrañas;
toda mi pie les música,y mis ojos
Imágenes de canto.

Pero…  ¡ Dios mío,qué sola estoy entonces,
qué ajena a mi y extraña a mi sombra!...



CERTEZA

Cuando las hojas caigan,
y tú caigas,y yo,mordiendo hierbas,
y tú de cara al cielo,
llena de musgos áspero la lengua…

Y caiga el velo de la tibia tarde,
Y caigan los luceros,
Y se me caiga el pelo,
Y a ti las uñas de los dedos,
en la implacable soledad del túmulo,

¿verdad amigo mio,
que algo más triste caerá el crepúsculo?


ME IRE SIN VERTE

La lluvia,la interminable lluvia
cae lánguidamente.
…Me iré sin verte
y tú marchas en pos de de otra aventura
que mi pecho presiente.

…Me iré sin verte.
He de hacer mi mortaja de esta lluvia
tejida con los oros de occidente.
…Me iré sin verte.
Si tu amor conociera mi amargura,
honda como la muerte.
…Me iré sin verte.
Entre la lluvia tenue,entre la bruma,
Me iré sin verte.


REVISTA: L.A. CULTURA/FEB/2011
www.lacultura-aburto.blogspot.com



                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada